Campaña Nacional para Prevenir la Tortura

Objetivo

La Campaña Nacional para Prevenir la Tortura (CNPT) promueve acciones efectivas de prevención, investigación, sanción y difusión de conocimiento sobre el fenómeno de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes cometidos, permitidos u omitidos por las policías, agentes del Ministerio Público, la cadena de mando y demás autoridades de instituciones de seguridad pública y procuración de justicia.

Justificación

Las instituciones de seguridad pública y procuración de justicia no disponen de sistemas, procedimientos y un diseño organizacional que les permita aplicar -en forma eficaz, transparente y sujeta a control- medidas para prevenir, investigar y sancionar actos de tortura y otros tratos ilegales a manos de las policías. Su creciente incidencia, ha sido objeto de recomendaciones puntuales por organismos internacionales y nacionales de defensa de los derechos humanos. Sin embargo, la práctica de tortura persiste a pesar de que en el Artículo 1º de la Constitución,  establece que todos los convenios internacionales que hayan sido suscritos por México en materia de derechos humanos habrán de convertirse en derecho interno del Estado mexicano. Un aspecto central, detonante de toda clase de abusos, se centra en la relación de primer contacto policía – detenido, que se da desde el momento de la detención ya sea legal o extra-legal incluso, hasta la puesta a disposición ante el agente del Ministerio Público. En ese período, crítico para la persona detenida, se registra la mayor incidencia de toda clase de abusos físicos y no físicos con diversos fines y es donde resulta más difícil identificar, demostrar y aplicar procesos imparciales de investigación y mecanismos efectivos control operativo y judicial.

Enfoque

Ante esta compleja situación, el enfoque de la campaña articula dos campos: en un primer momento, el diseño de herramientas o propuestas de alto perfil técnico -jurídico y metodológico y, en un segundo momento la aplicación de acciones directas e indirectas de difusión, promoción y capacitación especializada a diferentes segmentos de población objetivo, utilizando las herramientas elaboradas. La cobertura territorial de esta campaña avanzará en forma progresiva y acumulativa durante 24 meses.

Estrategia

La estrategia se basa en el desarrollo de una amplia política de alianzas con diferentes actores y partes interesadas de la sociedad civil organizada, la academia, las comisiones de derechos humanos, las autoridades de las instituciones de seguridad pública y de procuración de justicia, las instituciones defensoras de los derechos humanos internacionales,  las víctimas y sus familias y con actores o instancias del poder Judicial, del poder Legislativo y Ejecutivo del ámbito federal y en los estados participantes.

Consulta las propuestas de la CNPT

Acciones contra la tortura

 

 

TwitterFacebookEmail
loading