Acceso a servicios de salud en estaciones migratorias

Informe En el umbral del dolor: acceso a servicios de salud en estaciones migratorias

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en el párrafo 4, del artículo 4o, establece que: “Toda persona tiene derecho a la protección de la salud. La Ley definirá las bases y modalidades para el acceso a los servicios de salud y establecerá la concurrencia de la Federación y las entidades federativas en materia de salubridad general, conforme a lo que dispone la fracción XVI del artículo 73 de esta Constitución”. Es decir, es obligación del Estado mexicano no solamente atender cualquier afectación a la salud de las personas que se encuentran en el país, sean nacionales o extranjeras, sino también “abstenerse de dañar la salud y de evitar que particulares, grupos o empresas la dañen.”

El informe está organizado con base en diferentes aspectos considerados relevantes para la salud física, mental y emocional. Es decir, el estado físico de las instalaciones de las estaciones migratorias, las condiciones sanitarias o de higiene, el espacio destinado al esparcimiento, la cantidad y calidad de la alimentación y las enfermedades físicas y mentales que padece su población.

Asimismo, se revisa el presupuesto asignado al INM que se destina a la atención a la salud de las personas migrantes, la presencia de personal para la atención médica y psicológica en las estaciones migratorias, la capacidad de respuesta en los casos de enfermedades y las consideraciones específicas en el caso de poblaciones en especial situación de vulnerabilidad, como mujeres embarazadas, personas de la tercera edad, niñas, niños y adolescentes, y transexuales.

Consulta el Informe completo

TwitterFacebookEmail