Acoso policial a «Campaña por la Defensa de la Vida», en Ciudad Juárez

Magdalena y Elías Reyes Salazar, hermanos de la activista asesinada Josefina Reyes Salazar, fueron secuestrados hace una semana junto a Luisa Ornelas Soto por un supuesto «comando de hombres armados vestidos de militares» en Valle de Juárez [Chihuahua].

Ante la «nula investigación de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua para resolver el caso», Marisela Reyes Salazar, hermana de las víctimas, a través de un comunicado de prensaconvocó a una huelga de hambre frente a la Fiscalía estatal [febrero 8, 2011], como inicio de la«Campaña por la Defensa de la Vida».

Al paso de los días se sumaron diversas organizaciones civiles, incluidos el Frente Plural Ciudadano y las Redes Universitarias, exigiendo la inmediata aparición de Magdalena, Elías y Luisa, y el esclarecimiento de los asesinatos de Josefina, así como de su hijo Julio César, muertos en 2009.

En respuesta, los manifestantes han sufrido «intimidaciones y provocaciones», como la del sábado anterior [febrero 12, 2011], cuando «alrededor de las 20:00 horas, un grupo de treinta hombres portando armas largas salieron de la Fiscalía, se instalaron frente al campamento de la huelga y cortaron cartucho», de acuerdo con una relatoría de la Campaña.

Los agresores eran agentes ministeriales que, según la versión oficial, actuaron luego de que «alguien reportó un coche sospechoso».

Mediante dicho documento, la «Campaña por la Defensa de la Vida» insta a las autoridades a «garantizar la no repetición de violaciones ni actos burdos de evidente intención provocadora».

 

Lea comunicado de prensa y relatoría 

TwitterFacebookEmail
loading