Administrar a la policía, ¿para qué y cómo?

Administración, reforma y rendición de cuentas policial en la democracia, de Luis Villalobos García

No existe la formalización de herramientas administrativas en la policía, lo que propicia corporaciones «ineficaces y que no controlan ni planifican ni funcionan bien», argumenta Luis Villalobos, investigador de la Oficina de Investigación y Reforma Policial de Insyde, en Administración, reforma y rendición de cuentas policial en la democracia [INAP, 2009], investigación que le valió el Primer Lugar del Premio INAP 2008, que otorga el Instituto Nacional de Administración Pública.

Villalobos analiza la actividad policial en sus diversas cadenas de mando, revisando la capacidad de cada cuerpo de policía en la aplicación de mecanismos y estrategias de administración para el cumplimiento de su agenda de trabajo bajo estándares de legalidad, legitimidad y eficacia.

«Encontré que la policía realiza ciertos mecanismos de gestión, pero de manera informal. Lo que trato con este trabajo es de formalizar todos esos procesos aplicando la teoría de la administración pública», aclara Villalobos.

El trabajo resuelve tres interrogantes básicas: ¿cómo es la administración pública y la policía que queremos?, ¿qué hay que hacer para restaurar el distorsionado vínculo entre sociedad y policía? y ¿cómo podemos los ciudadanos mejorar las políticas de seguridad pública?

Se trata de un libro que marca las pautas para, desde una mirada y herramientas administrativas, definir una policía respetuosa de la ley y de los derechos humanos, atenta a las demandas ciudadanas, transparente y que rinda cuentas.

TwitterFacebookEmail
loading