Al reproducir enfoque federal, Operativo Guerrero Seguro va al fracaso: MOCIPOL

A despecho del triunfalismo de autoridades estatales sobre los resultados del Operativo Guerrero Seguro, esta ha resultado una estrategia «reduccionista», que «coloca las políticas de seguridad por encima de las políticas sociales» y «repite la vieja práctica de subvalorar la atención a la prevención social del delito».

Además, «importa el paradigma federal de seguridad, que a todas luces ha fracasado», pues para contener el crimen y la violencia privilegia el uso de la policía sin antes sanearla.

Tal es la valoración del Monitor Civil de la Policía y Cuerpos de Seguridad Pública de La Montaña de Guerrero [MOCIPOL] sobre dicha iniciativa del gobierno guerrerense, publicada en un comunicado de prensa [noviembre 3, 2011].

En el tema de la certificación policial, MOCIPOL refiere que, según el Consejo Nacional de Seguridad Pública, al día solo 2 mil de los 15 mil policías que hay en el estado se han sometido a exámenes de control de confianza, aprobándolos solo 940.

«El poco avance está, a su vez, acompañado de niveles disparejos en la implementación del programa de certificación y lejos de cualquier mecanismo de rendición de cuentas y escrutinio externo», agrega.

Se requieren mecanismos de control de confianza de la policía, propone MOCIPOL, acompañados de procesos integrales de fortalecimiento institucional, capacitación y profesionalización de nuevos policías, «con base en modelos de seguridad ciudadana y de respeto a los derechos humanos».

Finalmente, esta iniciativa ciudadana de certificación llama a las autoridades guerrerenses a «impulsar una transformación profunda en el modelo de seguridad y justicia estatal, transitando hacia un paradigma de seguridad ciudadana que coloque en su centro a los ciudadanos y sus derechos fundamentales».

Lee el comunicado 

TwitterFacebookEmail
loading