Cencos-ARTICLE 19: Funcionarios, principales agresores de periodistas

«En el 2010 se registraron 155 agresiones contra periodistas, trabajadores e instalaciones de medios de comunicación», de las cuales el «49.03% provienen de autoridades y 26.45% de personas presuntamente vinculadas con grupos del crimen organizado», revela el «Informe preliminar 2010: La Violencia en México y el Derecho a la Información», publicado por el Centro de Comunicación Social (Cencos) y la Oficina para México y Centroamérica de ARTICLE 19 [mayo 2011].

El documento muestra que «los ataques a la integridad física o material tanto de reporteros como de sus instalaciones de trabajo representaron el 52.9% de las agresiones», en tanto que «las amenazas y los actos de intimidación/presión» [31.61%] siguen siendo prácticas recurrentes contra la libertad de prensa.

De los 82 casos de agresiones físicas, 59 fueron contra periodistas, cinco contra trabajadores de los medios de comunicación y 18 contra instalaciones (13 con explosivos o armas de alto poder). Las cifras en cuanto a género muestran que en 2010 hubo 29 casos de mujeres periodistas víctimas de agresiones.

También se revela que los reporteros más agredidos corresponden a quienes no tiene asignada una fuente, sumando un total de 79 periodistas, seguidos de aquellos que cubren la fuente policiaca, con 30 periodistas, y los de la fuente política, con 11. Los que cubren asuntos de seguridad y a «sociedad» suman seis agredidos, mientras que los de la fuente de derechos humanos fueron cuatro y se dio el caso de un reportero  de educación agredido.

Cencos y ARTICLE 19 afirman en el comunicado que en el año de estudio ocurrieron seis secuestros de periodistas que «se encontraban cubriendo asuntos locales de interés nacional», ocho asesinatos y la desaparición del corresponsal de Cambio de Michoacán, Ramón Ángeles Zalpa, el cuarto caso de periodistas desaparecidos en aquel estado desde 2006.

Al dar noticia sobre la aparición de su informe preliminar, ambas organizaciones dedicadas a la defensa de la libre expresión dijeron que «si bien las agresiones más violentas [contra periodistas] se atribuyen [oficialmente] a grupos del crimen organizado, las más recurrentes en 2010 continúan siendo aquellas cometidas por agentes estatales». Esto, en contraste con lo sostenido por el gobierno del presidente Felipe Calderón, que atribuye al crimen organizado dichos ataques.

TwitterFacebookEmail
loading