Certificación policial, ¿destinada al olvido?

En México hay más de 308 mil policías estatales, de los cuales sólo 26 mil han sido sometidos a un proceso de certificación, y los resultados aún «se encuentran en proceso de evaluación». Esto, según el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), que hoy da a conocer un avance de las evaluaciones de control de confianza a las que los estados se comprometieron hace dos años, a raíz del Acuerdo Nacional por la Seguridad, la Justicia y la Legalidad [agosto, 2008].

El panorama denota lentitud y olvido: sólo Aguascalientes, Baja California y Sinaloa han evaluado a más del 50 por ciento de sus corporaciones, mientras que en 23 estados no superan el 10 por ciento, como es el caso de Hidalgo, Guerrero y Oaxaca.

Si bien algunos funcionarios han discrepado con las cifras, el hecho es que el compromiso original fue aplicar 72 mil evaluaciones de control de confianza en todo el país; pero hoy apenas se han concretado 35 mil.

«No están capturando las cifras con la velocidad debida y por eso no coinciden con las reales», ha disentido Jesús Arias, director general del Centro de Información para la Seguridad de Nuevo León, donde según el informe del SNSP sólo el 4 por ciento de los policías ha sido sometido a certificación.

A su vez, Juan Méndez Vázquez, secretario de Gobierno de Tlaxcala, ha justificado el retraso argumentando que «las evaluaciones son de un programa nuevo». En su estado, el avance es del uno por ciento.

Nuestro Instituto enfatiza en dos aspectos clave sobre el informe del SNSP: no explica los motivos del rezago, las dificultades, los aprendizajes, los necesarios ajustes y nada en términos de reforma institucional encaminada a mejorar este proceso; y aún si la certificación caminara adecuadamente, ésta siempre deberá ser acompañada de sistemas innovadores de rendición de cuentas y transparencia, internos y externos, que impacten en las culturas institucionales masivamente afectadas por la corrupción y otros problemas.

Insyde, a través de su Centro de Certificación Profesional de Agencias Policiales, ve la certificación policial como una herramienta para «promover un servicio de mayor calidad y cercanía a la comunidad. Además, permite que el trabajo del policía se desarrolle en un entorno más seguro en términos de su integridad física, su estabilidad laboral y su responsabilidad legal».

 

TwitterFacebookEmail