Detengamos la militarización, formemos policías

Organizaciones, académicos y celebridades se unen contra la Ley de Seguridad Interior y lanzan campaña de víctimas: piden detener la militarización y formar policías.

  • México necesita autoridades civiles capaces de solucionar la crisis de inseguridad y violencia.
  • Es indispensable regular a las Fuerzas Armadas pero una Ley de Seguridad Interior no es la vía adecuada.
  • Imprescindible trazar un plan de regreso escalonado de las fuerzas armadas a sus cuarteles y un programa de profesionalización policial.
  • Ciudadanía lanza campaña “Detengamos la militarización, formemos policías” para dar voz a las víctimas y proponer caminos alternativos.

El colectivo #SeguridadSinGuerra –integrado por más de 140 individuos, académicos y organizaciones de la sociedad civil que se oponen a la Ley de Seguridad Interior- lanzó este miércoles la campaña “Detengamos la militarización, formemos policías” en la que las víctimas de abusos y violaciones graves a los Derechos Humanos a manos de la fuerza pública cuentan sus historias y piden a la ciudadanía detener la militarización del país y movilizarse a favor de la construcción de policías fuertes, honestas y capaces.

La campaña, en la que participan México Unido contra la Delincuencia, la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos y la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los Derechos para Todas y Todos”, entre otros, exige respetar el orden constitucional que prohíbe utilizar a las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública, atender el problema de inseguridad desde sus verdaderas causas, hacer caso a la evidencia y retirar gradualmente al ejército y la marina de las calles devolviendo a las autoridades civiles la responsabilidad de proveer seguridad y acceso a la justicia para los ciudadanos.

De acuerdo al colectivo, la crisis de la violencia y de violaciones a los Derechos Humanos en México no cede y los homicidios están otra vez al alza. La propuesta de crear una Ley de Seguridad Interior a fin de regularizar la intervención militar en tareas de seguridad pública y de procuración de justicia no es la solución a estos problemas, pues la evidencia demuestra que el despliegue militar no ha reducido la violencia y sí, en cambio ha desgastado a las fuerzas armadas en tareas que no les corresponden constitucionalmente y para las que no están preparados, tal como lo ha reconocido el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Consulta el comunicado completo del colectivo #SeguridadSinGuerra.

TwitterFacebookEmail