Estrategia del gobierno contra crimen organizado agrava “caos y temor”: HRW

Según Human Rights Watch [HRW], la estrategia del gobierno federal para contener la violencia generada por el crimen organizado «ha provocado un fuerte incremento del número de asesinatos, torturas y otros abusos por parte de miembros de las fuerzas de seguridad», agravando de ese modo «el clima de caos y temor».

Sostiene lo anterior en la sección sobre México de su recién publicado Informe Mundial 2012 [enero, 2012], donde denuncia que «comunicadores, defensores de derechos humanos y migrantes son atacados deliberadamente por organizaciones criminales y miembros de las fuerzas de seguridad», ante lo cual las autoridades «no han ofrecido protección a estos grupos vulnerables ni han investigado adecuadamente los delitos».

También hace notar la implementación de la reforma del sistema de justicia penal aprobada en 2008 y que debería completarse en 2016 «ha avanzado lentamente», de modo que «subsiste un sistema en el cual los abusos siguen siendo generalizados».

El Informe incluye casos específicos e indicadores que muestran altos niveles de impunidad, abusos de las Fuerzas Armadas, ataques contra la libertad de expresión, violencia doméstica y quebrantamiento de los derechos reproductivos.

La Secretaría de Gobernación reaccionó al Informe con un comunicado [enero 26, 2012] donde sostiene que «el gobierno federal rechaza los señalamientos de HRW» y mantiene «firme su intención de continuar en la lucha contra el crimen organizado».

 

 

TwitterFacebookEmail
loading