Insta ONU a tipificar como delito la desaparición forzada en Nuevo León

El representante en México de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Javier Hernández Valencia, se reunió en Nuevo León con familiares de personas desaparecidas, activistas y funcionarios, para conseguir que el Congreso local apruebe una iniciativa que reformaría el Código Penal del estado para tipificar como delito la desaparición forzada [enero 20, 2012].

Dicha iniciativa «retoma y sintetiza las mejores prácticas a nivel internacional en materia de tipificación de la desaparición forzada, y las vuelca a favor de las ciudadanas y ciudadanos de Nuevo León, proyectándose con alcances de vanguardia para el resto del país», precisó Hernández Valencia ante Javier Treviño, secretario de Gobierno, y Adrián de la Garza, procurador general de Justicia del estado, y otros funcionarios.

Asimismo, ofreció, de aprobarse la iniciativa, «seguir acompañando el ejercicio y complementarlo con iniciativas adicionales de asistencia y cooperación técnica en otras materias de derechos humanos», según el comunicado respectivo de la ONU-DH [enero 20, 2012].

Por su parte, la Campaña Nacional contra la Desaparición Forzada en México, liderada por el Comité Cerezo México, emitió un pronunciamiento [enero 21, 2012] donde «insta al congreso de Nuevo León a que en el próximo período extraordinario de sesiones apruebe el dictamen por el que se tipifica el delito de desaparición forzada».

También lo exhorta a basar dicho dictamen en «las Mesas de Trabajo que tuvieron lugar en 2011 con la participación de la sociedad civil», pues «al día solo ocho estados de la República cuentan con la tipificación del delito de desaparición forzada pero con claras y graves ausencias».

Amnistía Internacional, a su vez, lanzó una acción urgente [enero 19, 2012], donde hace notar que «con 50 mil personas muertas y miles desaparecidas en México desde 2006, esta es una oportunidad crucial para aumentar las probabilidades de que se haga justicia para las personas que son secuestradas y desaparecen».

 

Lee el comunicado de la ONU-DH

 

TwitterFacebookEmail
loading