«Ocho pasos para reducir el crimen» en América Latina

Los países de América Latina podrían obtener importantes lecciones de los éxitos policiales en Estados Unidos, muchos de cuyos principales problemas con la delincuencia son similares, apunta William Bratton, ex jefe del Departamento de Policía de la Ciudad de los Ángeles, en el artículo «Ocho pasos para reducir el crimen», publicado con Wllliam Andrews en el prestigiado magacín Americas Quarterly.

Parte de esos problemas, de acuerdo con los autores, son «El crecimiento exponencial de las ciudades en América Latina; la consiguiente proliferación de barrios densamente poblados y favelas con entornos muy complejos de patrullar; comunidades dominadas por bandas criminales que resisten violentamente la presencia y patrullaje policiales; la desconfianza de la comunidad hacia la policía debido a corrupción y brutalidad reales o a nivel de percepción; un creciente comercio local de narcóticos, así como un aumento significativo en la población adicta».

Entre los pasos que proponen están la reingeniería jurisdiccional, creando unidades territoriales de policía de dimensión controlable, pues hoy, advierten, en muchas ciudades la policía debe organizarse en distritos de 300 mil habitantes o más, algo «simplemente demasiado grande para ser manejable». Además, mejorar el método y la calidad de la investigación, mejorar los sistemas de acopio y análisis de datos de dichas unidades, entrenar y empoderar a los mandos medios, fortalecer el respeto a la autoridad, estandarizar el uso de la fuerza policial y reformar el sistema de justicia penal.

TwitterFacebookEmail