Pakistán, el más mortífero para la prensa en 2010: CPJ

Malik Arif, reportero de la televisora pakistaní Samaa, cubría a mediados de abril [2010] una explosión en el hospital de Quetta cuando un ataque suicida lo mató. Historias con el mismo final tuvieron otros siete periodistas durante este año en Pakistán, que ya es, según un comunicado de prensa del Comité para Protección de los Periodistas (CPJ), «el país más letal para la prensa en el mundo».

Irak ocupa la segunda posición de este oscuro ranking, con cuatro periodistas asesinados, mientras que en México y Honduras murieron tres reporteros en el ejercicio de su trabajo, de acuerdo con el CPJ, que en total registra 42 víctimas alrededor del mundo en 2010.

Si bien esta cifra es menor que en años anteriores (en 2009 hubo 72 asesinatos de periodistas, por ejemplo), Joel Simon, director ejecutivo del CPJ, alerta que «aún es inaceptablemente alto el número de periodistas caídos y refleja la violencia dominante contra la prensa alrededor del mundo», y añade que «de Afganistán a México, y de Tailandia a Rusia, el fracaso de los Estados para investigar estos crímenes contribuye a un clima de impunidad que fomenta más violencia».

Este año, el CPJ identifica como común denominador de las muertes situaciones de fuego cruzado y bombardeos suicidas.

Consulta el comunicado de prensa del CPJ  

TwitterFacebookEmail
loading