Propone Sicilia al presidente creación del Auditor Independiente de la Policía

  • La figura del Auditor, indispensable en un Estado democrático: Ernesto López Portillo Vargas

  • Insyde lidera la propuesta conceptual y técnica basada en las mejores prácticas policiales del mundo

Durante el Diálogo por la Paz [junio 23, 2011, Ciudad de México], Javier Sicilia expuso al presidente Felipe Calderón cinco «aspectos ineludibles» para que el gobierno federal redefina su estrategia de seguridad pública, «terminando con el enfoque militarista de combate al crimen organizado» y avanzando hacia «uno más amplio y estructural».

Entre esos aspectos destaca la «creación urgente» de «controles democráticos de las instituciones policiales», y en concreto de un Auditor Independiente de la Policía, figura de supervisión civil de las instituciones policiales que Insyde lleva ocho años impulsando conceptual y técnicamente en México, basada en las mejores prácticas policiales del mundo.

La función del Auditor Independiente de la Policía sería «mejorar a través de evaluaciones técnicas el control del desempeño y, al mismo tiempo, promover la profesionalización y dignificación del servicio policial», explica Ernesto López Portillo Vargas, nuestro director ejecutivo.

Y agrega que «la única manera de lograr un cambio significativo y duradero en la policía mexicana es organizar de manera inmediata una interferencia social que al mismo tiempo la controle y la apoye, y eso hace el Auditor».

La Dirección de Investigación Aplicada en Policía, Seguridad y Justicia Penal de Insyde ha elaborado dos documentos de referencia donde se detallan los antecedentes, el marco teórico y las funciones específicas del Auditor, aportándose pautas para fortalecer la implementación de esta figura de monitoreo ciudadano en México.

“Conozca la figura del Auditor Independiente de la Policía”, el primer documento, recopila los referentes internacionales de buenas prácticas policiales en los que está basado el modelo del Auditor promovido por Insyde, así como sus principios de operación y experiencias exitosas al respecto en el mundo.

El segundo documento, Cinco formas de fortalecer el Auditor Independiente de la Policía”, aporta propuestas en cinco áreas temáticas: «Funciones de supervisión civil», «Personal de la Oficina del Auditor», «Política de comunicación social», «Prevención de conflictos» y «Evaluación y financiamiento».

La implementación de esta «exitosa figura que forma parte de las buenas prácticas de la policía en un Estado democrático de derecho», concluye López Portillo Vargas, es apremiante y «requiere del apoyo de todos los promotores de la seguridad y la justicia en democracia».

TwitterFacebookEmail