Tres años de la Campaña Nacional para Prevenir la Tortura

  • Instituciones de seguridad padecen crónica debilidad en sus sistemas de rendición de cuentas
  • El subregistro oficial de los casos de tortura y la impunidad se benefician de manera recíproca
  • La Campaña Nacional para Prevenir la Tortura trabajó en 17 estados en los que se benefició a más de 7 mil personas

México D.F., 24 de septiembre de 2015.- El Instituto para la Seguridad y la Democracia (Insyde) ha confirmado durante los últimos tres años que las instituciones policiales en México padecen una crónica debilidad en sus sistemas de rendición de cuentas; el extendido conflicto con los Derechos Humanos es una de sus consecuencias.

A través de la Campaña Nacional para Prevenir la Tortura (CNPT) de Insyde con múltiples aliados en instituciones, sociedad civil y academia, se ha corroborado que, según todas las fuentes de información disponibles, la policía en México utiliza la tortura como medio de investigación e incluso funciona como rutina de poder policial, asimismo el sistema penitenciario también reproduce la tortura.

En el plano legislativo la normativa aplicable sustantiva y procesal crea incentivos perversos que reproducen la impunidad de la tortura, y lo mismo sucede con el diseño y los procesos institucionales de las autoridades que están a cargo de investigarla. El subregistro oficial de la tortura y la impunidad se benefician de manera recíproca.

En México hay personas torturadas pero no torturadores.

Desde inicios de 2012 y ante una profunda y prolongada crisis de derechos humanos en México, cuando el delito de la tortura no figuraba en el interés de la mayoría, mucho menos, como una prioridad en la agenda de las instituciones de seguridad pública y de procuración de justicia, es que Insyde lanza la Campaña Nacional para Prevenir la Tortura.

La CNPT se propuso impulsar una concepción integral para prevenir, investigar, sancionar y reparar a las víctimas de tortura, tal como lo establece de manera imprescindible la reforma constitucional en materia penal de 2008 y la reforma constitucional en derechos humanos del 2011 y esencialmente con fundamento en la norma y jurisprudencia internacional, en especial los criterios de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, los estándares de la Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura, los criterios mandatorios del Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y el Protocolo de Estambul entre otros tratados internacionales y en el contexto nacional, a partir de la Ley General de Víctimas publicada el 9 de enero de 2013.

En conjunto, la CNPT desarrolló los siguientes productos:

  • Ley modelo para prevenir, investigar, sancionar y reparar la tortura
  • Guía para investigar la tortura
  • Manual de principios y procedimientos para controlar el uso de la fuerza policial
  • Sistema digital de registro de personas en custodia
  • Guía para promover la defensa de los derechos de las víctimas de la tortura
  • Plataforma de capacitación a distancia en Derechos Humanos y Prevención de la Tortura
  • Base de datos de registros de casos
  • Modelo de Unidad especializada de investigación

Como parte de la CNPT, se propone a las autoridades de los diferentes estados del país la creación, en el seno de las Procuradurías o Fiscalías de cada entidad, de Unidades Especializadas de Investigación, dotadas de medios personales suficientes y debidamente capacitados, de recursos y equipos técnicos y procedimientos de investigación, que incorporen las mejores prácticas extendidas en los países más avanzados de la comunidad internacional, y cuenten con los recursos financieros necesarios que aseguren que la persecución penal de los responsables de delitos de tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes resulte efectiva y al mismo tiempo respetuosa de los estándares internacionales de los derechos humanos, para de esa manera contribuir a que la ciudadanía de México se encuentre debidamente protegida por las autoridades, que disfruten de manera efectiva de los derechos fundamentales que les garantiza la Constitución, y se logren mejores resultados en la lucha contra la impunidad de la tortura y de otras conductas conexas tales como detenciones arbitrarias, ejecuciones extrajudiciales o desapariciones forzadas.

Durante tres años la CNPT tuvo actividades en 17 entidades federativas, con una población beneficiada directa de tres mil personas y casi cuatro mil beneficiadas de forma indirecta, y se produjeron más de 13 mil materiales didácticos.

Destaca que el 94% de los beneficiados directos de la CNPT son representantes de la autoridad, en este proceso se logró interlocución con 150 mandos medios y superiores de instituciones policiales, esta interlocución provocó una tasa de respuesta de aproximadamente 20 personas integradas a la plataforma de capacitación a distancia por cada uno de ellos.

Con los productos y alcances antes mencionados concluyen tres años de la CNPT, en esta acción colectiva en la que se construyó un enfoque de colaboración bajo el principio de que las reformas institucionales se hacen con las instituciones no contra las instituciones.

Se explora una nueva etapa de tres años que profundizará en la formación de cuadros técnicos (y políticos) y miembros destacados de la sociedad civil, todos articulados en procesos de asimilación y mejora de herramientas especializadas para la investigación, persecución, sanción y reparación de la tortura en México.

Consulta los materiales en  sintortura.mx

 

TwitterFacebookEmail
loading