«Unificación policial, ¿para qué?»

El 30 de septiembre [2010], Insyde publicó en El Universal el desplegado «Unificación policial, ¿para qué? El modelo de la policía sigue a la política de seguridad, y no al revés», donde precisa diez puntos sobre el proyecto de unificación policial del presidente Felipe Calderón, así como recomendaciones para la definición de una política de seguridad ciudadana integral.

«México llegó al siglo XXI con instituciones policiales sumidas en una crisis institucional masiva, sistémica y crónica», advierte nuestro Instituto en dicho desplegado, a lo que se suma «un déficit histórico en la conducción política de tipo democrático y profesional de la seguridad ciudadana por parte de los funcionarios electos de todos los partidos».

En tal contexto, Insyde identifica un dilema central en la propuesta presidencial: «La unificación policial busca centralizar el mando policial para terminar con la dispersión de recursos y esfuerzos, pero esa centralización se contrapone con la tendencia internacional dominante, encaminada a fortalecer las capacidades locales para construir intervenciones multisectoriales a favor de la seguridad y la convivencia».

Nuestro Instituto propone, además, dejar de lado la desfasada idea de que la solución a la inseguridad está en la policía, «cuando lo que hace falta es la reconfiguración en la relación policía-ciudadano, construida desde políticas públicas participativas».

Finalmente, aporta siete recomendaciones concretas al presidente y a los legisladores federales para encaminar esta propuesta de reforma constitucional hacia la construcción de una policía democrática «en el marco de una política de seguridad ciudadana que logre la confianza y el apoyo sociales».

TwitterFacebookEmail
loading