Urgente: En riesgo el Hogar-Refugio para Personas Migrantes La “72”

Quienes suscribimos la presente nota expresamos nuestro enérgico extrañamiento, nuestra profunda preocupación y deploramos la negligencia en la implementación de medidas de protección hacia defensores de derechos humanos que han sido amenazados de muerte y se enfrentan a una grave situación de riesgo, en este caso Fray Tomás González, Director del Hogar-Refugio para Personas Migrantes La “72”, de Tenosique, Tabasco, Rubén Figueroa del Movimiento Migrante Mesoamericano, colaboradores voluntarios del albergue y los propios migrantes que en él se refugian.

Por distintos medios se ha dado a conocer la grave situación que impera en todas las rutas migratorias. Situación que empeora intermitentemente de un lugar a otro según lo decidan el crimen organizado y sus corruptos cómplices.

En Tenosique, Tabasco, la situación ha venido de mal en peor, pues no hay un solo día, desde hace mucho tiempo, en que los migrantes no sean víctimas de todo tipo de delitos y violaciones a los derechos humanos. La 72, Hogar–Refugio para Personas Migrantes ha documentado cada caso y a acompañado a las personas migrantes que quieran denunciar, a levantar una queja y/o acogerse al beneficio de la visa humanitaria para presentarse ante la autoridad. Las personas que se dedican a ofrecer ayuda humanitaria a este sector de la población y aquellas que se dedican a ofrecer orientación y acompañamiento para la defensa de sus derechos se han visto también victimizadas y criminalizadas.

El 17 de marzo, la situación crítica que prevalecía desde finales de febrero, hizo crisis. El personal de La 72 recibió una nueva ola de amenazas, las advertencias anteriores se convirtieron en amenazas de muerte al personal y a los migrantes que habían presentado la denuncia. Por este motivo varios de los trabajadores voluntarios del alberque tuvieron que retirarse definitivamente.

Respondiendo a la presión ejercida, en un operativo bastante irregular el mismo día 17, el Ministerio Público de la Federación con sede en Tenosique, la Policía Federal Ministerial, la Policía Federal y el Instituto Nacional de Migración, detuvieron a tres personas que fueron identificadas indubitablemente por dos de los migrantes que habían sido sus víctimas, pero dejaron libres a las personas que operan como “jefes de la plaza” en Tenosique, quienes están bien identificados y pudieron haber sido detenidos.

Hace dos días, las personas migrantes que se hospedan en La 72 nos informaron que los criminales detenidos habían sido liberados y que estaban de regreso en Tenosique. El 5 de abril, uno de ellos, apodado “La Chaquira”, se presentó frente a La 72, lo observamos platicando con algunos migrantes y con personal de las policías que nos dan seguridad en estos días.

POR TODO LO ANTERIOR CUESTIONAMOS Y ENERGICAMENTE RECLAMAMOS:

  • QUE personas cuya actividad criminal ha sido señalada e identificada plenamente por las víctimas hayan sido liberados y estén ya de regreso en Tenosique, lo cual pone al personal que labora en “La 72”, y a las personas que hospeda en mayor peligro, pues las amenazas pueden hacerse efectivas en cualquier momento.
  • QUE no se haya avisado a quienes han sido amenazados, informado bajo qué circunstancias los acusados obtuvieron su libertad, ni acordado las medidas que esta nueva situación requiere.
  • QUE los presuntos criminales estén libres después de que se les señaló y se comprobaron delitos graves en contra de la población migrante y de quienes los acompañan. Existían elementos contundentes para la detención pues esta se realizó en flagrancia, y fueron plenamente identificados y señalados por dos de los migrantes como quienes los extorsionan, amenazan, cobran la cuota, y presentaron una denuncia formal ante la PGR. Cuestionamos de manera enérgica la impunidad que la PGR y el Poder Judicial están generando dado las nulas o deficientes investigaciones que realiza, no solo de este caso, sino de todos los que tengan que ver con migrantes, y la desgastante dilación de la justicia.
  • QUE la procuración de la justicia es imposible de obtener si la SEGOB no protege a los amenazados y el MP o el propio Juez no protegen a los migrantes y generan las condiciones para que puedan continuar con el largo proceso judicial. No es suficiente con otorgarles un documento migratorio. Es urgente que accedan de manera inmediata a todas aquellas medidas que puedan salvaguardar su integridad y proteger sus vidas.
  • QUE dentro de las instituciones que dependen de la SEGOB, en campo se observa una total descoordinación. Las decisiones que toman los funcionarios centrales no aterrizan o si lo hacen, es en forma parcial o diferente a los acuerdos tomados.
  • QUE el INM, sumando a acusaciones previas, en este caso manejó un doble discurso pues en reunión con el Delegado regional nos dijo estar muy preocupado por nuestra situación, le dimos toda la información de los tipos que detuvieron y que después ellos deportaron inconsecuentemente pues los individuos ya están de vuelta en el país.
  • QUE estos hechos exhiben negligencia y omisión de parte del Estado mexicano y se pone en entredicho su compromiso de defender efectivamente a defensores que se encuentran amenazados.

SEÑALAMOS:

Que hacemos responsables de lo que sucede a las autoridades de los tres niveles de Gobierno: La Procuraduría General de la Republica (PGR), el Ministerio Publico, el Juez asignado, el Instituto Nacional de Migración, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos que unilateralmente cerró este caso y no ha verificado el cumplimiento de la medidas cautelares.

La impunidad que prevalece en las denuncias que presentan los migrante y sus defensores, son hechos lamentables y fomentan la reproducción de la actividad criminal tanto en contra de las personas migrantes como contra de las y los defensores de sus derechos humanos. Su inacción, su indiferencia o su lentitud de respuesta los hace cómplices por omisión o por colusión, y responsables directos, no sólo de los peligros en los que nos movemos, sino de todo el imperio de injusticia, impunidad y violencia que ya no se pueden esconder.

Organizaciones:

Hogar-Refugio para Personas Migrantes La “72”; Movimiento Migrante Mesoamericano; SMR-Scalabrinianas: Misión para Migrantes y Refugiados; Equipo Indignación, Yucatán; Red TDT; Casa del Migrante de Saltillo [Frontera con Justicia, AC]; Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios A.C.; Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez.

 

TwitterFacebookEmail